Ley de promoción de Inversiones Hidrocarburíferas. 

ACTUALIDAD 27 de agosto de 2021
El contador Ariel Kogan, coordinador del equipo de redacción del proyecto de Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, respondió con firmeza las declaraciones críticas del Gobernador Gutiérrez sobre la iniciativa.
Ariel Kogan

El Proyecto de Ley que nos encomendó elaborar el Presidente Fernández y que está a su consideración para enviar al Parlamento, prevé el absoluto respeto por las autonomías, potestades, derechos y jurisdicciones provinciales, establece un marco de estabilidad, previsibilidad y reglas claras por 20 años y promueve las inversiones en toda la actividad en general y en proyectos especiales, para multiplicar la producción, escalar las exportaciones, aumentar el ingreso de divisas, sostener la creación de trabajo, privilegiar y acrecentar progresivamente la incorporación de pymes y empresas regionales como proveedoras de la industria petrolera, incrementar las regalías de las provincias, y dinamizar la actividad económica de las regiones productoras y del país en general.

Escuchar al Gobernador Gutiérrez afirmando la existencia en el proyecto de medidas, que no están ni estuvieron presentes jamás en la iniciativa, y luego hacer críticas sobre eso, es al menos, extraño.

 Kogan: “Gutiérrez hace críticas sabiendo que son infundadas”

Y es extraño porque la elaboración de este proyecto atravesó un proceso de recepción de ideas y propuestas, elaboración de un borrador, exposición del mismo a todos los actores de la actividad hidrocarburífera, otra etapa de nuevas consultas y recepción de ideas y opiniones, de la que participaron en conjunto o individualmente todas las autoridades energéticas de las provincias productoras, sumado a contactos con los gobernadores, con las cámaras de pymes y empresas regionales, las organizaciones de trabajadores, y cada una de las empresas productoras. Y, finalmente, una última etapa en la que otra vez a todos los actores se les explicó puntualmente y con profundidad cómo quedó consolidado el proyecto final que fue elevado al Presidente de la Nación.

 Por lo tanto, el Gobernador y su Ministro de Energía saben perfectamente que lo que afirma y sobre lo cual basa sus críticas es carente absolutamente de veracidad. Gutiérrez sabe claramente que de ninguna manera, ni directa ni indirectamente, se obliga o si quiera se sugiere a la Provincias, que reduzcan el Impuesto sobre los Ingresos Brutos; demanda que sí hacen permanentemente un grupo de productoras petroleras, pero que el gobierno nacional no comparte porque avasalla las autonomías provinciales.

 También sabe con absoluta claridad, como todos los Gobernadores y los Ministros de Energía de las provincias productoras, que la iniciativa del Presidente contempla incentivos y beneficios en impuestos nacionales, para las nuevas inversiones que incluyen amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias y devolución del IVA para los bienes asociadas a la inversión, además de disminución de aranceles a la importación de los bienes destinados a ese proyecto, que no tengan oferta o fabricación nacional.

 También sabe el Gobernador que el proyecto no aborda ni impide de manera alguna que las provincias cobren todos los canon, extra Canon, derechos de ingreso, o tasa que les corresponda como poder concedente y propietaria del recurso,  tal cual lo dispone la Ley 17.319, y que esta iniciativa de ninguna manera menoscaba las atribuciones de los poderes concedentes provinciales sobre toda la actividad hidrocarburífera, incluída la autorización, el control y el cumplimiento de los compromisos de inversión así como de los nuevos proyectos que las concesionarias quieran ejecutar, sino que por el contrario, afianza estas atribuciones.

 El Gobernador Gutiérrez sabe que esto es así porque la única modificación que se le hace a la ley de hidrocarburos 17.319, previa a la estabilidad de 20 años que consagra este nuevo proyecto, es solo para permitir la posibilidad a las provincias de concesionar almacenamiento subterráneo de gas en pozos depletados, como lo pidieron las propias provincias.

 Es necesario aclarar que este proyecto es iniciativa exclusiva del Presidente de la Nación, y que el equipo de redacción solo recibió alguna nota corta y conceptual, pero jamás un proyecto de ley basado en algún informe técnico jurídico por parte de la provincia de Neuquén, ni de 10, ni de 50, ni de 100, ni de 200, ni de 300 artículos, que seguramente hubiera sido un aporte mucho más interesante y útil que esta catarata de críticas infundadas, inoportunas, y carentes de cualquier veracidad y sustento, que solo pueden tener por objeto su utilización electoral.

 El Gobernador se tendría que poner de acuerdo con él mismo. Por un lado, afirma que el problema es el alto costo fiscal y que deben bajarse los impuestos nacionales. Y por el otro, pide asistencia financiera permanente al Gobierno Nacional para ejecutar obras públicas, o pagar los sueldos de los trabajadores estatales.  ¿De dónde cree el gobernador que el Gobierno Nacional obtiene los fondos para asistirlo como lo hace cada vez que lo solicita? La verdad es que si tiene la idea, o sabe cómo, podría proponerla o desarrollarla.

 Más allá de lo injusto de estas críticas infundadas, el Gobernador Gutiérrez sabe al igual que todos los gobernadores de las provincias productoras y sus Ministros de Energía, que todos los aportes positivos y las ideas que tengan, que despejen cualquier duda interpretativa sobre las potestades provinciales, o perfeccionen esta herramienta que solo trae beneficios para la actividad hidrocarburífera, han sido siempre durante todo el proceso de elaboración de este proyecto y seguirán siendo recepcionadas por el gobierno nacional y por los bloques de legisladores del Frente de Todos en el Congreso.

Te puede interesar