La Selección invisible: un breve repaso por los nombres que desde las sombras ayudaron a conquistar la tercera estrella

ACTUALIDAD - DEPORTES 01 de enero de 2023
En la cnancha,26 jugadores lograron llevarse la copa del mundo,pero afuera,una crew capitaneada por Lionel Scaloni le dío forma, respaldo,orden,cpmbustibe,sentimiento y mucho más a la idea de la Scaloneta.Ellos también,aunque no tengan la misma atención.Son los campeones
seleccion invisible

GOMES GERTH, EL ÚNICO SPARRING

Entre los festejos de Argentina campeona, a muchos les llamó la atención la presencia de un flaco, alto y rubio. Era arquero. No se trataba de Gerónimo Rulli ni de Franco Armani. Tampoco de Juan Musso, quien hasta último momento casi viaja y alentó desde las tribunas. Mucho menos del Dibu Martínez, el gran superhéroe criollo. Ese pibe era Federico Gomes Gerth, arquero de Tigre y único sparring (futbolistas jóvenes que tienen la misión de practicar con el plantel profesional y ofician como “rivales” en los entrenamientos) que Lionel Scaloni llevó al Mundial de Qatar.

El arquero de 18 años es una de las debilidades del técnico argentino y, por eso, lo hizo parte de la delegación para fogonearse junto al plantel profesional. ¿Qué pasará por la cabeza de un pibe que, entre otros menesteres, en las prácticas tuvo que frenar los tiros libres de Leo Messi?

Gerth

 De hecho, su devenir es tan espectacular que, siendo arquero de la reserva de su club, Federico fue citado por Scaloni a la Selección mayor, convirtiéndose en el primer convocado del fútbol de ascenso desde 1994, cuando Daniel Pasarella citó a Carlos “Chiquito” Bossio, entonces arquero de Estudiantes de La Plata.

Por estos días, el “jugador 27” formará parte del plantel argentino Sub-20, dirigido por Javier Mascherano, que competirá en el Sudamericano de la categoría para obtener una plaza para el Mundial de Indonesia 2023. Su historia es inusual, y su futuro como guardián del arco en la celeste y blanca, inmenso.

ANTONIA FARIAS, LA “AMA”

En medio de los festejos, cuando todavía la sangre bombeaba bien fuerte, el cocinero y patán turco Salt Bae invadió el campo de juego buscando protagonismo entre los campeones de la Copa del Mundo. Sin ir más lejos, circuló una imagen en la que Nusret Gökçe aborda insistentemente a Messi. Y, al mismo tiempo, hubo otra foto, con otra cocinera, que sí comprimió el amor, la devoción y la fidelidad: era el 10 de la Selección abrazando a Antonia Farias, bautizada como la “Ama”.

Cuando vieron el video, muchos pensaron que la mujer del abrazo era Celia, la mamá de Leo. Pero se trataba de Antonia, una de las cocineras de la Selección, quien desde hace diez años se encarga de llenarles la panza a los jugadores de la celeste y blanca. Ella es la autora de muchas de las tortas que sopló Leo a lo largo de estos años y de las milanesas que comieron los campeones tras vencer a Francia, en Qatar

Cultura Antonia

 DAMIÁN ALBIL, EL ARQUERO DE LOS ARQUEROS

Recordado en el fútbol argentino por ser “el arquero de los joggings” y por su inesperada intervención en un Independiente 1 - Racing 0 de 2017, Damián Albil formó parte de la escuadra argentina como entrenador de arqueros. Bajo sus órdenes estuvieron pesos pesados como Martínez, Armani y Rulli y, originalmente, como pasó con otros referentes, su rol fue pensado para la Sub-20.

Albil, quien sufrió a Messi en la final del Mundial de Clubes, cuando el 10 vestía la camiseta del Barcelona y Damián la de Estudiantes, ahora volvió a su club de origen, Independiente, donde continuará con su labor de entrenador de arqueros. Allí ya fue recibido con todos los honores con una camiseta con la leyenda “Campeón del Mundo 2022”.

El Arquero

 MATÍAS MANNA, EL ANALISTA

En los videos de los festejos, con los jugadores atravesando Buenos Aires bajo un sol tremendo, se viralizó una imagen de Matías Manna, el analista, jugando al piedra, papel o tijera con un simpatizante argentino. Manna, de trabajo silencioso, es la voz que escucha Pablo Aimar en sus auriculares. Y es, también, campeón del mundo.

Fanático de Pep Guardiola (por lo demás, es el creador del blog "Paradigma Guardiola"), de profesión videoanalista pero autoproclamado como asistente, Manna fue recibido como un héroe en San Vicente, Santa Fe, su ciudad natal. Tiene 39 años y el de Qatar fue su cuarto Mundial. ¿Su sueño? Ser director técnico profesional.

El Analista

 MARCELO “DADDY” D’ANDREA, EL FISIOTERAPEUTA

Cuando ocurrió el famoso stream entre el Kun Agüero y los jugadores de la Selección antes de la final, muchos ya lo tenían visto. Es que Daddy D’Andrea siempre está pegado a los jugadores, especialmente a Messi. D’Andrea es el fisioterapeuta de la celeste y blanca y es uno de los más queridos por Leo, con quien forjó una profunda amistad.

Llegó a la Selección en 2010, de la mano de Gabriel Omar Batistuta, y desde aquel entonces es una de las fijas. ¿Por qué le dicen “Daddy”? Por su parecido a Dady Brieva. “Ya estamos, Gordo, ya la tenemos”, le dijo Messi, en su habitación, después de ganar la Copa del Mundo.

Daddy

 
AIMAR, AYALA Y SAMUEL, LOS GUARDAESPALDAS

Los tres, al igual que Scaloni, han vestido la camiseta de la Selección argentina. Saben de qué se trata semejante desafío. Incluso, como jugadores, compartieron el plantel que jugó el Mundial de Japón-Corea 2002. Ahora, el destino los volvió a juntar para conformar el cuerpo técnico campeón de Argentina.

Pablo Aimar, el primero en incorporarse, llegó para hacerse cargo de la Sub-17. Más tarde, se sumó a la Mayor tras su performance en el Torneo de L’Alcudia (que Argentina ganó, obviamente) y, desde ahí, se desempeña como ayudante de campo de Lionel Scaloni. De hecho, por su cercanía, los argentinos recordarán muchas imágenes pegados, compartiendo indicaciones, como aquella estampa de Aimar entre sulfatado y sufriente durante el complicadísimo partido con México.

Aymar Ayala Samuel

 El segundo en sumarse al proyecto fue Walter Samuel, quien venía de trabajar en el Inter de Italia y en el Lugano de Suiza. Samuel es, también, ayudante de campo y opera sobre los aspectos defensivos de la Selección.

En la misma lógica anda Roberto Ayala, el último en subirse a la Scaloneta. El Ratón llegó a la Argentina como manager de Racing y secretario técnico del Valencia español, pero esta se convirtió en su primera experiencia dentro de un cuerpo técnico. Arribó para liberar a Aimar de su trabajo en juveniles aunque, finalmente, los tres se quedaron como guardaespaldas de Scaloni.

elplanetaurbano

Te puede interesar