En la provincia del Neuquén la cepa de Manaos está en el 46% de los nuevos casos de COVID

Regionales 09 de mayo de 2021
Así lo sostuvo Luis Pianciola, director técnico del Laboratorio Central de Neuquén, quien explicó que la circulación de nuevas variantes incrementa el riesgo de reinfección.
cepa de manaos

Desde abril, cuando se detectó al primer paciente en Neuquén con la cepa de Manaos, las nuevas variantes del COVID-19 comenzaron a circular con rapidez. Esta semana, en un estudio realizado en muestras positivas al azar, la variante 501Y.V3 (linaje P.1, Manaos) fue detectada en el 46,1% de ellas. En lo que respecta a la variante 501Y.V1 (linaje B.1.1.7, Reino Unido), se halló en el 7,7%, y el 38,5% correspondió a otras variantes y mutaciones de interés.

El Laboratorio Central de Neuquén, junto con otros siete laboratorios del país, conformó un consorcio que evalúa de manera permanente la evolución de la pandemia y la aparición de distintas variantes. Así, se pudo determinar que en Neuquén ya circulan la cepa de Manaos y la británica, así como otras versiones de interés que tienen menor peligrosidad.

En declaraciones a LU5, Pianciola aconsejó reforzar los cuidados para evitar contagios. Enfatizó en la importancia de evitar las reuniones sociales y hacer actividades con el menor número de personas posibles. También aconsejó el lavado frecuente de las manos y el uso correcto de tapabocas como herramientas para protegerse de la enfermedad.

La mutación del virus

“Los virus pueden ser de componentes DNA, como los seres humanos, o RNA, y el coronavirus es RNA”, explicó el profesional, y aclaró que los virus cambian su genoma a medida que circulan y se alojan en distintos huéspedes. Según aclaró, los virus mutan de forma muy frecuente.

Aunque son conocidas como nuevas cepas, los virus en realidad proponen nuevas variantes, que se describen y llevan un nombre cuando generan mutaciones que significan ventajas adaptativas para el virus y, por lo tanto, un efecto adverso para los seres humanos.

“Por mes, cada virus tiene dos mutaciones, pero tienen que darse 5 o 10 cambios en los rasgos que la caracterizan para ser considerada una nueva variante”, dijo Pianciola. “Los virus pueden tener mutaciones ventajosas o negativas”, agregó. En otros casos, en cambio, el genoma cambia para obtener ventajas adaptativas que le permiten transmitirse y así sobrevivir como está ocurriendo con el COVID.

Desde el Laboratorio Central agilizan la secuenciación para determinar si hay una variante local.

LMN

Te puede interesar