El hartazgo de Eguía y la hipocresía de JxC

NACIONALES 31 de octubre de 2022 Por NeuquenNews
El periodista quedó solo en su cruzada anti K. Otros se asociaron a partidos K o consintieron con su silencio
Milei Eguía
Javier Milei y Carlos Eguía

El periodista Carlos Eguía, al parecer el único anti K en serio de la provincia de Neuquén, pegó un furibundo portazo, se fue de la expresión local de Juntos por el Cambio (JxC) y dejó al desnudo la hipocresía de varios de los dirigentes que habitan en ese espacio. No todos, claro.

“En JxC son patéticos, se traicionan, se mienten entre ellos; están todos peleados, cuando hacíamos las reuniones semanales lo único que parecía importante era cómo repartir los cargos”, acusó Eguía quien -desde la última semana- es el candidato a gobernador por el partido libertario que lleva a Javier Milei como candidato a presidente de la Nación.

El conductor de radio ya había sufrido esas miserias y mezquindades (en especial las de ciertos personeros del PRO) cuando, en 2021, no le dieron la posibilidad de disputar una interna y se vio literalmente obligado a presentar su candidatura a diputado nacional en la soledad de la CC-ARI. No le alcanzó, pero el caudal de votos fue muy importante con relación a la estructura y eso hizo ruido.

Ahora no le gustó a Eguía que el concejal de JxC y candidato a intendente de Neuquén por la UCR, Juan Peláez, haya formado una alianza con fuerzas kirchneristas a las que el periodista considera “un límite”. Peláez se asoció con la diputada por el Frente de Todos, Soledad Martínez (Frente Grande), con Ramón Rioseco (cuya hermana, Teresa, también integra el bloque K) y con el sindicalista que es oposición en ATE, Julio Fuentes (Unidad Popular).

El rejunte no fue criticado por los referentes de la UCR, de Nuevo Compromiso Neuquino (el partido que fundó “Pechi” Quiroga) ni por el PRO, que directamente tiró la toalla, se puso de rodillas y ahora concentra sus esfuerzos en rogarle a Rolando Figueroa que conduzca la nave, por ahora sin rumbo.

Eguía se hartó y quizá hasta también se asqueó. No toleró semejante incoherencia y simplemente se fue. “Me di cuenta de que realmente el único distinto para poder gobernar y cambiar las cosas es Javier Milei, porque tiene los huevos para hacerlo, no le miente a la gente, dice lo que realmente piensa y lo cumple”, concluyó el periodista ante el estruendoso silencio de varios de los que fueron sus compañeros de ruta hasta hace sólo unos pocos días ¿Por qué no hicieron un esfuerzo por retenerlo? Porque temen que el apoyo que ha logrado Eguía les haga perder terreno y privilegios; después de todo, de eso se tratan las miserias y mezquindades.

 

Te puede interesar