Nadie dijo que sería sencillo, pero ¡Por suerte se va Indalo!

DE NUESTRA REDACCIÓN 18 de enero de 2023 Por NeuquenNews
Los coches de las nuevas empresas ya están en Neuquén, listos para salir a la calle y ponerle fin a la pesadilla
Indalo

Nadie dijo que iba a ser fácil. De hecho, los últimos metros del recorrido de Autobuses Neuquén -para los veteranos, Indalo- es tan traumático como lo ha sido todo el trayecto, desde el principio. O, al menos, desde hace algo más de una década cuando, ya cuestionada, accedió a su último contrato.

El gobierno del ex intendente Martín Adolfo Farizano llegaba a su fin y dejaba -cual resistido legado- esta pesada herencia, que atravesó a las dos últimas gestiones de Horacio “Pechi” Quiroga y que aún no ha terminado. De hecho, recién lo hará, dentro de un par de semanas, el primero de febrero próximo. 

El intendente Mariano Gaido les había prometido a los neuquinos que cambiaría este sistema que tantos problemas ha ocasionado y así lo contempló el nuevo pliego licitatorio en cuyo análisis, proyecto y redacción colaboraron dos prestigiosas casas de altos estudios: la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), consultora habitual del municipio, y su par de La Plata (UNLP). 

Luego se realizó la convocatoria y, hace apenas unos pocos días, se le adjudicó el servicio a las empresas ganadoras. Se trata de Koko SRL y de Expreso Tigre Iguazú SA, que pondrán en la calle 180 unidades equipadas con GPS, aire acondicionado, calefacción y rampas para el acceso de personas con discapacidad. Las frecuencias podrán conocerse por los teléfonos celulares, lo que sin dudas contribuirá al control por parte de la ciudadanía.

Si todo funciona como se espera, será una mejora absoluta y el jefe comunal habrá resuelto uno de los grandes problemas de esta gran ciudad. Es que la ex Indalo arrastra una irritante historia de incumplimientos de frecuencias, también de los recorridos y hasta de desatención en el mantenimiento de los coches, con el peligro que eso implica para el tránsito en general.

Los paros, las deficiencias, las unidades sin frenos y el desinterés manifiesto por el cumplimiento de sus obligaciones marcaron el proceder de los empresarios durante todo este tiempo; y las pesadillas volvieron a aflorar el lunes cuando la falta de colectivos en la calle decantó en ataques con piedras a dos unidades y sendas amenazas a sus choferes. Eso hizo que el gremio que los nuclea, la Unión Tranviaria Automotor (UTA) realizara una medida de fuerza el martes.

Hubo una conciliación obligatoria, una multa del municipio a la empresa y surgió el compromiso de que retomarían los recorridos el miércoles. La desidia de los empresarios, rayana con la mala fe, quedó en evidencia. Es más, hay choferes que salieron a decir que sus patrones obraron de mala fe al llevar los coches nuevos a la vecina localidad de Plottier, en lugar de honrar el compromiso que asumieron hasta fines de enero.

Nadie dijo que iba a ser sencillo. De hecho, más de 20 años de amargas experiencias obligaban a ser prudentes hasta el final. Pero las nuevas unidades ya han sido presentadas, los vecinos saben que están aquí y asisten ansiosos a lo que se presume será el fin de la pesadilla.

Te puede interesar