Libracos, la librería que casi cierra sus puertas vuelve a la Feria del Libro

ACTUALIDAD - CULTURA 17 de septiembre de 2022
Libracos estuvo a punto de cerrar en plena pandemia por la crisis económica después de 25 años vuelve a participar de este evento cultural
feria-del-libro-libracos

Los neuquinos que en los primeros días de la Feria Internacional del Libro recorrieron sus pasillos, no pudieron dejar de acercarse al stand de una de las tradicionales librerías de la ciudad, ubicada en la zona del Bajo. Y lo hicieron con una sonrisa y algunos hasta se fundieron en un abrazo con sus dueños. No sólo expresaron ese sentimiento de alegría porque después de 25 años, la librería Libracos vuelve a participar de este evento cultural sino porque hace algo más de un año estuvieron a punto de bajar la cortina y despedirse de sus clientes debido a la crisis económica.

“Decidimos estar este año en la feria, en primer lugar por la cercanía de la librería a este predio y, por otra parte, porque después de cerrar en enero del año pasado recibimos mucho apoyo por parte de la comunidad y también a nivel institucional a través de la Municipalidad y el Gobierno provincial. Esos apoyos nos ayudaron mucho para reabrir las puertas”, explicó Santiago Rivas, hijo de Néstor Rivas y Genoveva “Beba” Jaramillo propietarios de Libracos.

Libracos

A fines de 2020 los dueños habían decidido poner los libros en liquidación para hacer frente al pago de sueldos a empleados y deudas atrasadas a proveedores, pero rapidamente los vecinos se movilizaron para colaborar y llevaron adelante una campaña solidaria para evitar el cierre del comercio. A través de las redes sociales los vecinos se convocaron para evitar el cierre de sus puertas bajo la campaña "No al cierre de Libracos" en la que proponían la compra de por lo menos un libro.
Santiago comentó que desde 1997 la librería no se presentaba con stand en una Feria del Libro. “Creo que la última vez que estuvimos fue en 1997 cuando era organizada por la Cámara de Libreros y Papeleros de Neuquén. Era una globa grande en el Parque Central”.

Libracos fue fundada en octubre de 1973 en la esquina de Perito Moreno y Corrientes por Marta Echeverría, quien en plena dictadura debió exiliarse en Brasil y el comercio pasó a manos de sus actuales propietarios.

 Señaló que en estos días “nos hemos encontrado con mucha gente, clientes y colegas que hacía muchos años que no nos veíamos y así andamos a los abrazos y nos ponemos a charlar”.

Sobre la organización de esta novena edición de la feria, destacó la ampliación del espacio en que se encuentran los expositores. “Creo que va a funcionar muy bien porque la gente va a poder circular y así acercarse a los stands”. Por otro lado, expresó sus expectativas en cuanto a la afluencia de público como así también de ventas. “Hay estadísticas que señalan que las ferias de libro en la postpandemia están andando muy bien en todo el país, es muy esperanzador”. Por otra parte, resaltó la “muy buena” programación que ofrece en cuanto a la presencia de escritores nacionales y regionales, aunque lamentó las ausencias de Cristian Alarcón, Alejandro Dolina y Guillermo Saccomanno “que se bajaron por distintos problemas”.

“Creo que esta Feria del Libro va a funcionar muy bien porque la gente va a poder circular y así acercarse a los stands. Hay estadísticas que señalan que las ferias de libro en la postpandemia están andando muy bien en todo el país, es muy esperanzador”, expresó Santiago Rivas.

Con una sonrisa comentó que se convirtió en librero “por herencia”. Recordó que desde muy chico acompañaba a sus padres a la librería y se quedaba en un rincón “sentado sobre un ladrillo hueco leyendo los libros de Mafalda, de Asterix y aquellos que explicaban como armar aviones, me encantaban ese tipo de libros”.

 Consideró que el “fuerte” del stand de Libracos en este feria serán los libros de literatura infantil y juvenil. “Hay mucho público lector en esa franja y tenemos muy buenos títulos para ofrecerles”.

Señaló que “se vende muy bien la novela más allá del precio de los libros”. Sobre los libros políticos afirmó que “depende la rosca que le den los medios de comunicación ya sea en contra o a favor del gobierno, y eso es lo que puede despertar el interés por los libros políticos. Pero se mueve mucho la tendencia por lo que reflejan los medios porque eso genera inquietud”.

Declarada de Interés Cultural

En marzo de 2021 la librería Libracos fue declarada de Interés Cultural por Nación “por ser desde hace más de cuarenta y siete años un punto de encuentro entre escritores, artistas y la comunidad neuquina”.

La iniciativa de declarar de interés cultural a la librería fue impulsada por los diputados nacionales por el Frente de Todos, Lorena Parrilli y Alberto Vivero
 LM

Te puede interesar