Argentina: Fernández termina su gira por Europa con respaldo para renegociar la deuda con el FMI

Internacionales 14 de mayo de 2021
El primer ministro italiano, Mario Draghi, se reúne con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, en Roma, Italia, el 13 de mayo de 2021. © Reuters/Remo Casilli
el-presidente-alberto-fernandez-con-materella-y-draghi-en-italia20210513-1171811

Los gobiernos de España, Portugal, Francia e Italia, así como el Papa Francisco respaldaron la petición del presidente de Argentina, Alberto Fernández, de renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional, enfoque de su gira por Europa que concluyó este 13 de mayo.

Con los apoyos obtenidos, Fernández espera presionar al FMI para que permita a su endeudado país alcanzar un acuerdo sostenible y que tenga en cuenta las condiciones posteriores de la pandemia.

Alberto Fernández regresará a Argentina con un bloque de respaldo unánime entre los gobernantes con los que se reunió durante su gira por Europa. España, Portugal, Francia, Italia y hasta el Vaticano le dieron el espaldarazo para renegociar la deuda de su país con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Su más reciente encuentro en esta visita oficial por el continente fue con las máximas autoridades italianas: el presidente Sergio Mattarella, y el primer ministro, Mario Draghi, quienes se unieron a la lista de países en apoyar a Fernández en su renegociación.

Horas antes se reunió con el Papa Francisco. Más allá de los últimos desencuentros entre el Vaticano y el mandatario argentino tras haber impulsado la legalización del aborto en su país, el pontífice también respaldó a Buenos Aires. "Como siempre hace, expresó su idea de apoyarnos en todo lo que pueda", indicó Fernández al terminar el cara a cara.

El mismo apoyo recibió días antes del primer ministro portugués Antonio Costa, del presidente del Gobierno español Pedro Sánchez y del mandatario francés Emmanuel Macron. El jefe de Estado de Francia dijo que le gustaría que Argentina alcance un nuevo pacto con el FMI lo antes posible.

La administración de Fernández busca reemplazar un acuerdo alcanzado con el FMI en 2018 y retrasar los pagos que no puede cumplir en medio de una prolongada recesión agravada por la pandemia del Covid-19.

"Definitivamente cumplí todos los objetivos que vine a buscar", aseguró el mandatario este jueves, aunque aún falta la parte más trascendental: confirmar si el FMI flexibiliza los pagos.

Inicialmente estaba previsto que la agenda oficial de Fernández en Europa terminara el jueves, pero la prensa argentina reportó que no se descarta un encuentro este viernes con Kristalina Georgieva, directora de la organización, para abordar directamente el asunto.

Fernández espera regresar con un gesto público de la máxima responsable del FMI tras las conversaciones técnicas con su Gobierno en los últimos meses.

Los pagos que Argentina busca renegociar, la urgencia de la gira de Fernández

El Gobierno argentino busca posponer los pagos por un préstamo de alrededor de 44.000 millones de dólares que adeuda al FMI, adquiridos por el Gobierno anterior de Mauricio Macri en 2018.

Además, pide la refinanciación del vencimiento de alrededor de 2.400 millones de dólares con el Club de París, entre capital e intereses, que expiran el próximo 30 de mayo.

Luego de esa fecha, corren 60 días de período de gracia que, de incumplirse, significaría un nuevo 'default' o impago soberano, el próximo 1 de julio. Ese es el motivo de la urgencia del mandatario argentino por alcanzar un nuevo acuerdo.

Argentina ya había renegociado con esta última asociación una deuda por cerca de 10.000 millones de dólares en 2014, durante la segunda presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, hoy vicepresidenta del país.

"Lo que siempre hemos pedido es un acuerdo que no cuestione nuestra capacidad para desarrollar y acabar con la desigualdad. Quiero llegar a un acuerdo que sea sostenible", indicó esta semana Fernández tras su encuentro en Lisboa con el primer ministro portugués Antonio Costa.

Buenos Aires urge a las renegociaciones en el marco de una pobreza que a finales de 2020 alcanzó al 42 % de los 45 millones de argentinos. Además, un 40% de la población vive de la economía informal.

Con Reuters, EFE y medios locales

France24

Te puede interesar