"Un narco puede estar en cualquier lado". La contundente respuesta de L-Gante a María Eugenia Vidal

Nacionales 02 de septiembre de 2021
"Quizás el problema es que ella no sabe cómo decir que te podés fumar un porro, pero el problema es el tráfico, entonces confunden y envuelven las cosas".
L-gante

María Eugenia Vidal dejó en claro su posición sobre la legalización de la marihuana: para la precandidata de Juntos por el Cambio "una cosa es fumarte un porro en Palermo" y otra bien distinta es hacerlo en las zonas de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires, como el barrio Zabaleta o la 1-11-14.

El trapero Elián Ángel Valenzuela, conocido popularmente como L-Gante, uno de los artistas que domina la escena urbana, no dudó en responderle, al comentar que los narcos transitan todos los barrios porteños. 

"Para mí está demás decir la ubicación. Porque un narco puede estar en cualquier lado.  Yo soy de la villa y voy a Palermo, pero vi pocos de Palermo ir a las villas", contestó.

Y añadió: "Quizás el problema es que ella no sabe cómo decir que te podés fumar un porro, pero el problema es el tráfico, entonces confunden y envuelven las cosas". En una entrevista con LN+ , el músico aclaró que a él, el cannabis le sirve para "bajar el estrés".

L-Gante había sido uno de los músicos a los que Cristina Kirchner puso como ejemplo de los logros de una política pública, durante la presentación del nuevo programa Conectar Igualdad en Lomas de Zamora. "Quiero que sepan que yo me hice famoso por cantar la realidad. Y que gracias a esa netbook hoy yo acomodé mi vida y a mi familia", aclaró el joven de General Rodríguez, tras conocer la palabra de la vicepresidenta.

Justamente Vidal confesó el martes pasado, en la entrevista con Filo News, que había empezado a escuchar la música de L-Gante tras la mención de la vicepresidenta. "Mis hijos sí lo conocían y me decían: 'Obvio, mamá, 'qué descolgada sos'. Y sí: es verdad", relató.

Crítica de Kicillof

No es la primera vez que Vidal hace una distinción para justificar su posición contra la legalización de la marihuana (es, por otra parte, el argumento canónico de la Iglesia Católica argentina). No obstante, en un reportaje la precandidata optó por volver a plantear esa división sobre si está bien o no fumar cannabis según el barrio: "Hay dos realidades muy distintas: una cosa es fumarte un porro en Palermo un sábado a la noche con amigos, relajado, o con tu pareja, o solo, y otra cosa es vivir en la 21-24, en Zabaleta, en la 1-11-14, rodeado de narcos y que te ofrezcan un porro, sin oportunidades, sin ir a la escuela o habiéndola dejado", fue su argumento una entrevista con Filo News.

Vidal insistió en que en las zonas pobres el consumo de marihuana "no es un consumo ocasional y de recreo, plenamente elegido, sino que es parte del inicio de un camino mucho más jodido".

La realidad es que hay un sesgo de clase, pero en la persecución a los usuarios: desde que la potestad de perseguir quedó en manos de la Ciudad, la cantidad de causas subió un 400 por ciento y en su gran mayoría (75 por ciento) son por tenencia. Más del 80 por ciento las inicia la Policía de la Ciudad de oficio y los barrios más castigados por esa política son los que tienen población pobre. Palermo no figura en la lista de los que más se vigila.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof ,dijo que la ex gobernadora bonaerense tiene "un pensamiento tremendamente discriminador y que explica bien por qué se vuelve a la capital. Lo que ocurre en la provincia es algo que no llega a comprender”. “Hay que dejarlos hablar porque cuanto más hablan más aparecen como fogonazos lo que piensan. Que opinen, así cuando la sociedad vota se ve bien lo que realmente piensan, opinan, sienten y luego llevan a la práctica”, expresó.

La postura de Alberto Fernández

"Hay muchas cosas sobre las que no tiene sentido que discutamos a esta altura. El consumo de marihuana se ha expandido y los jóvenes lo consumen, también es cierto que es nociva y genera perjuicio, como toda droga", fue la primera reflexión del jefe de Estado sobre un debate que se mantiene vigente en una entrevista similar con Julio Leiva, semanas atrás.

Fernández llamó a "dejar de lado la hipocresía" e invitó a preguntarse si es mayor el perjuicio que genera el cannabis en relación al consumo de tabaco o alcohol. "El mayor problema con los jóvenes es con el alcohol y no hay restricciones", subrayó y aseguró: "Tenemos que abrir el debate en algún momento (sobre la legalización del uso recreativo)".

El Presidente consideró que son los consumidores los que pagan los problemas de que el consumo recreativo continúe en la ilegalidad, mientras que los narcotraficantes "como son parte del crimen organizado, tocan resortes del poder para evitar ser perseguidos". Y señaló: "Sigo con mucho interés lo que pasa en Uruguay". 

P12

Te puede interesar