Edenor denunció al country fundado por la familia de Marcos Peña por colgarse de la luz

Nacionales 09 de enero de 2021
La distribuidora detectó un robo de energía equivalente a $2,7 millones en el exclusivo barrio privado “Los Pingüinos” que construyeron los Braun Menéndez al lado de la sede central de La Anónima.
patrulla-edenor-1-1536x1024

Golf, equitación, polo, tenis, paddle y fútbol son apenas algunas de las múltiples actividades que pueden disfrutar los vecinos del “Club de Campo Los Pingüinos”, el country fundado por la familia Braun Menéndez que recibió una millonaria denuncia de Edenor por “robo de energía”.

Por  Fernando Heredia - En rigor, los denunciados son 16 propietarios del lujoso barrio privado de Ituzaingó que tiene una historia ligada a las familias más renombradas de la Argentina. El predio correspondió a Francisco Antonio Herrero, un ex alto funcionario del Cabildo de Buenos Aires, cuyos herederos vendieron la propiedad al famoso Antonio Cesar Leloir, quien a su vez se la cedió a su cuñado Guillermo Udaondo, gobernador de la Provincia de Buenos Aires entre 1894 y 1898.

Una vez fallecido el ex mandatario, el campo fue adquirido por los Braun Menéndez, quienes alcanzaron notoriedad pública cuando sus descendientes Marcos Peña y Miguel Braun asumieron como funcionarios del gobierno de Mauricio Macri.

caballos-los-pinguinosLa equitación y el polo fueron las actividades que dieron origen a este lujoso Club de Campo.

El terreno está pegado a la sede central del supermercado La Anónima -negocio insignia de los Braun Menéndez- y alcanza una superficie de 220 hectáreas. Actualmente, el country tiene 350 lotes de 2.500 metros cuadrados cada uno en promedio, 16 de los cuales habían realizado conexiones clandestinas que alteraban su consumo energético real.

El ilícito fue descubierto por Edenor y luego de enviar una patrulla para adecuar las conexiones, realizó una denuncia penal que recayó en la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) N° 1 de Ituzaingó.

country-los-pinguinos-1Cancha de golf de “Los Pingüinos”

Se trata de un delito que está penado con prisión de hasta 6 años y multas del 40% más gastos de recupero de energía, verificación, impuestos y contribuciones.

En este caso, según lo difundido por la distribuidora, el recupero por el robo de energía más las penalidades asciende a 314.000 kWh o $2.700.000.

EOL

Te puede interesar