Dolor por la muerte de la docente que se tiró al canal para salvar a su hijo

La docente fue identificada como Alejandra Fredes y dictaba clases en la Escuela 267 de Arroyito. Sus colegas manifestaron su pesar en las redes sociales

REGIONALES 02 de enero de 2024 Neuquén Noticias Neuquén Noticias
alejandra-fredesjpg

Los colegas de la docente fallecida trágicamente en vísperas de Año Nuevo manifestaron su dolor a través de las redes sociales. La docente Alejandra Fredes murió ahogada el pasado sábado cuando se arrojó al agua para intentar rescatar a su pequeño hijo, que se bañaba en un canal de riego de China Muerta.
 
La mujer tenía 40 años, era oriunda de la provincia de Buenos Aires y trabajaba como docente en la Escuela 267 de Arroyito.

Desde el Consejo Provincial de Educación (CPE) manifestaron su dolor por el hecho. El organismo provincial comunicó que “despiden con pesar a la compañera Alejandra Fredes, docente rural de nivel inicial de la escuela 267 de la localidad de Arroyito. Hacemos llegar condolencias a su familia, compañeros/as de trabajo y a toda la comunidad educativa de la institución en la que se desempeñaba la docente”.

Por su parte, desde el gremio Aten Provincial también expresaron su pesar. “Abrazamos a las y los compañerxs de la Escuela 267 de Arroyito ante el trágico fallecimiento de la compañera de Nivel Inicial Alejandra Fredes”, indicaron desde la comisión directiva del sindicato docente y agregaron: “Nuestra solidaridad con toda la comunidad educativa y su familia ante tan triste momento”.

Algunos colegas se sumaron a las muestras de dolor y acompañamiento a sus familiares. "¡Tristeza! ¡Abrazo fuerte a la familia y compañeros de una persona solidaria!", escribió el docente Omar Álvarez a través de las redes sociales.

"Es un dolor inmenso, tener que despedirte", agregó su colega Nati Pintos. Otros compañeros se acordaron de sus familiares en tan doloroso momento: "Mis condolencias a la familia.Tristeza total", agregó Viviana Emilce.

Cómo sucedió la trágica muerte

Alejandra asistió al canal junto a su hijo de seis años, que estaba jugando en el agua con algún tipo de inflable o salvavidas, cuando fue arrastrado por un remolino. Ni bien advirtió el peligro, se tiró al agua para asistirlo y pudo alejarlo, pero quedó atrapada en el "efecto sifón" que hace el canal de riego.

Bañistas, testigos del accidente, asistieron a la mujer y al niño, y pidieron colaboración a los automovilistas, ya que el canal está ubicado cerca de la ruta. Aunque recibió asistencia y fue trasladada primero al hospital local y luego a Neuquén capital, las maniobras de reanimación no fueron suficientes y falleció en el hospital Castro Rendón.

Te puede interesar
Lo más visto