La ciencia descubre qué pasa después de la muerte

Investigadores de la Universidad de Michigan encontraron evidencia de actividad cerebral en pacientes que fallecieron por paro cardíaco mientras eran monitoreados con electroencefalograma

ACTUALIDAD 09 de mayo de 2023 Neuquén Noticias Neuquén Noticias
cuerpo-cerebro-vivir-100-anos
Investigan el cerebro después de la muerte

A veces se cuenta que cuando una persona está en coma o atraviesa un proceso de pérdida de consciencia, puede experimentar una serie de vivencias que incluyen un túnel con una luz al final, una revisión de los momentos más destacados de su vida, entre otras cosas. Sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan en Estados Unidos, llevó a cabo un estudio para determinar qué sucede en nuestro cerebro durante esta etapa. Para ello, se basaron en los datos de cuatro pacientes que fallecieron debido a una parada cardíaca mientras eran monitorizados con electroencefalograma (EEG).
 
El estudio, publicado en la revista Proceedings of National Academy of Sciences, señala que aunque la pérdida de conciencia manifiesta está asociada a un paro cardíaco, no se sabe con certeza si los pacientes pueden tener una conciencia "encubierta" durante el proceso de muerte.

Los investigadores examinaron las señales de EEG utilizando herramientas computacionales que ya habían sido utilizadas en un estudio previo con animales. Esta técnica se utiliza para medir la actividad cerebral y determinar el estado de vigilia de un paciente en procesos como el coma o la anestesia general.

estudio-cerebro-acv
 
La investigadora Jimo Borjigin afirma que estudios más amplios que incluyan a pacientes de la UCI con EEG monitorizado que sobreviven a una parada cardíaca, podrían proporcionar datos necesarios para determinar si las ráfagas de actividad gamma son o no pruebas de una conciencia oculta incluso cerca de la muerte.

De los cuatro pacientes analizados, dos de ellos mostraron una oleada rápida y marcada de potencia gamma, una oleada de frecuencias cruzadas de ondas gamma con oscilaciones más lentas y una mayor conectividad interhemisférica funcional dirigida en bandas gamma. Esta actividad fue estimulada por la hipoxia global (falta de oxígeno en el cerebro) y aumentó aún más a medida que las condiciones cardíacas se deterioraron en los pacientes a punto de fallecer.

La actividad cerebral se observó en la "zona caliente" de los correlatos neuronales de la conciencia en el cerebro, específicamente en la región parieto-occipital de la corteza cerebral. Este hallazgo es relevante porque esta zona se ha relacionado con el correlato neural de los sueños, lo que sugiere que esta actividad podría estar asociada con los últimos procesos de actividad en el cerebro durante la muerte.

LM

Te puede interesar
Lo más visto