Durante un operativo retuvieron 25 motos y un efectivo fue atropellado

REGIONALES 18 de marzo de 2022
Durante el dispositivo un efectivo policial fue atropellado por un motociclista haciendo willy y sufrió una lesión en su pierna
unnamed (87)

En un operativo por ruidos molestos en el barrio Unión de Mayo, la Municipalidad de Neuquén retuvo y secuestró a 25 motos que circulaban a altas velocidades, realizando maniobras peligrosas y sin caños de escape o de los modificados. También, durante el dispositivo un efectivo policial fue atropellado por un motociclista haciendo willy y sufrió una lesión en su pierna.

El subsecretario de Medioambiente y Protección Ciudadana, Francisco Baggio, puntualizó que los ruidos molestos «son una problemática de público conocimiento, que involucra a autos y principalmente motos que son casi el 80 por ciento”. El funcionario consideró que “estas prácticas, como el escape libre o las contraexplosiones con el corte de corriente, molestan mucho al barrio y a los vecinos y vecinas, pero además se convierten en una situación insegura y peligrosa porque normalmente circulan a grandes velocidades haciendo picadas».

La Municipalidad viene llevando adelante operativos de este tipo en distintos puntos de la ciudad, entre 18 a 23 y de forma conjunta con la comisaría provincial 21. Baggio comentó que en esta oportunidad “fuimos convocados por el presidente de la comisión vecinal».

 Las multas rondan los 50 mil pesos.

«Esto no lo vamos a permitir es parte de la normativa de tránsito, comprende las indicaciones que nos dio el intendente Mariano Gaido para cuidar a los vecinos y a las vecinas, y generar un ambiente saludable y una convivencia sana», enfatizó y anunció que mañana estarán nuevamente en el barrio con las medidas preventivas.

Con respecto a la persona embestida, relató que “el efectivo intentó detenerlo mientras venía haciendo una maniobra peligrosa a alta velocidad y en el cruce sucedió esta situación”, e indicó que lo atraparon y lo derivaron a la comisaría.

Por otro lado, comentó que la mayoría de las motos se encontraban tuneadas, tenían caño de escape sin silenciador o directamente no tenían, y explicó que “”quienes quieran retirar su moto tendrán que afrontar una multa onerosa -que en promedio se encuentra en los 50 mil pesos- y luego dirigirse a las oficinas de tránsito con el caño de escape original sino no la vamos a devolver”.

Te puede interesar