Diego Maradona, una subasta que habla y condena

CURIOSIDADES 26 de diciembre de 2021
 Como una ironía del destino, los mismos que dejaron morir solo a Diego Maradona luego se movilizaron de distintas maneras para obtener dividendos de su recuerdo
Diego Maradona

 Como una ironía del destino, los mismos que dejaron morir solo a Diego Maradona luego se movilizaron de distintas maneras para obtener dividendos de su recuerdo. Desde aquel velorio fallido del Diez hasta el fracaso de la subasta de estos días, nada es casualidad.
 
Por algo Diego Armando Maradona murió solo, sin que nadie se diera cuenta de esa despedida silenciosa y conmocionante. Mucha gente sabía lo que pasaba pero a nadie le importaba. Aquel reiterativo deseo de juntar a todos sus hijos reconocidos (5) alrededor de una mesa para festejar su cumpleaños número 60 se quedó en eso; un deseo jamás cumplido, por los siglos de los siglos, amén.

 Y ahí aparecieron los que en vida no aparecían salvo para pedir dinero o favores imposibles. Ahí sí, Diego les importaba. Y fueron los Maradona que lo querían los que organizaron el velatorio en la Casa Rosada. Y muchos de los que Diego sí quería se tuvieron que quedar afuera por los "no queridos".

La idea era velarlo 3 días, con un duelo nacional que permitiera el desfile de todo un pueblo, pero como decidían los que lo abandonaron, quisieron resolver lo antes posible sin importarle la gente que venía desde las provincias a ver a su ídolo. Tuvo que intervenir el presidente para prolongar unas horas la ceremonia mortuoria.

Así empezaron a rodar legiones de abogados enviando cartas documentos por aquí y por allá. Denuncias de los que lo dejaron solo, buscando culpables en otros lados cuando ellos siempre supieron las culpas propias. Pero les dio la cara para proponer una marcha en el obelisco pidiendo Justicia, como si ellos hubiesen sido justos, olvidándose de su pariente, de su ídolo, de su líder, de su financista….

Y aquella convocatoria en el Obelisco fue un fiasco, porque la gente no les creyó, una vez más, ese amor pintado que nadie digería. Fue un reclamo que se les volvió en contra porque la gente le pasó factura y se los gritó en las caras. Y en apenas 12 minutos se tuvieron que retirar, espantados.

Hasta que llegó la mayúscula promoción por televisión, radio, diarios y páginas digitales rematando los bienes de Maradona, que los "pretendidos" seres más queridos querían liquidar para quedarse con la plata. Y las propiedades ofrecidas a precios accesibles no tuvieron propuestas. Porque la gente se dio cuenta una vez más de las ambiciones ciegas de los herederos directos por sacarle fruto económico a toda la emoción, el amor y el cariño que Diego generó.

 La famosa casa de Villa Devoto no tuvo ofertas.

La subasta fue un fracaso y un castigo para esas mismas personas que maniobraron con el partido homenaje de Boca con Barcelona, firmando contratos paralelos y sacándole a familiares de sangre la posibilidad de cobrar algo de todo lo que les dejó Maradona y que terminó muriendo más solo que un pingüino en el polo.

La gente no es tonta y ya descubrió las barbaridades de los que se adjudican amor eterno a un Maradona que desde el lugar donde esté, se debe reír de todo los chupasangres y sanguijuelas que no tienen paz a la hora de contar y dividir. Te lo digo yo.

Cronica

Te puede interesar