Beatríz Sarlo aclaró que la vacuna que le ofrecieron no fue "por debajo de la mesa"

Nacionales 11 de marzo de 2021
La propuesta se la transmitió la esposa de Kicillof como parte de una campaña para fomentar la inscripción. La escritora había dicho que había sido "por debajo de la mesa".
Beatríz Sarlo

Beatriz Sarlo declaró como testigo en la causa que investiga el posible desvío de vacunas contra el coronavirus y señaló que la dosis que le ofrecieron había en el marco de una campaña de concientización. Antes, la escritora había dicho en declaraciones periodísticas que le ofrecieron la vacuna "por debajo de la mesa".

Según declaró en los tribunales de Comodoro Py, fue Soledad Quereilhac -la esposa del gobernador Axel Kicillof- quien le ofreció formar parte de la campaña en un momento en que la inscripción de los bonaerenses para aplicarse la vacuna era muy baja. Quereilhac le acercó la propuesta a Sarlo a través Carlos Díaz, un editor de Siglo XXI.

"El ofrecimiento fue a fines de enero. Por lo que yo entendí desde la provincia estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna", dijo Sarlo en su declaración.

La escritora aportó además, una copia del mail que recibió de su editor en el que le transmite la oferta de Quereillac. "Me llamo Soledad Quereillac porque esta colaborando con la campaña de concientización para que la gente se vacune. Me pidió una mano para contactar alguna gente, empezando por vos", dice el texto al que LPO tuvo acceso.

"Es una campaña bien pensada (no le van a dar un uso politíco berreta, pero claramente es la campaña a favor de la vacunación en la provincia de Buenos aires)", dice García y agrega: "Es todo por derecha, nada trucho".

Según trascendió de los investigadores, la declaración de Sarlo, por sí sola, no acredita que haya habido delito. La investigación, al menos por ahora, seguirá acotada al circuito de "vacunación vip" que funcionó en el Hospital Posadas y el Ministerio de Salud.

Kicillof había anunciado a fines de enero que se destinarían 100 vacunas para una campaña de concientización que fomentara la inscripción. La idea era convocar a referentes de cultura, deporte e intelectuales para que se vacunen públicamente con el objetivo de generar confianza.

La iniciativa de la campaña surgió semanas antes ante la baja cantidad de personas inscriptas en los registros de vacunación y ante lo que el gobierno consideró como una campaña contra la vacuna.

Desde el gobierno explican que esa campaña promovía dudas respecto a la eficacia de la vacuna y provocaba un lento proceso de inscripción, un requisito previo para la aplicación de la vacuna por ser voluntaria.

Es en ese contexto que se comenzó a diseñar una campaña de concientización para llegar a diferentes grupos poblacionales. Desde La Plata explican que desde el 22 de enero se conversó por distintos medios, con referentes de distintas áreas para convocarlos a participar de la campaña de difusión masiva.

Uno de los nombres que surgieron en los distintos intercambios fue el de Sarlo, por ser una personalidad destacada en el ámbito de la Cultura y la academia. La escritora contaba además con una amplia trayectoria y reconocimiento, y una orientación política no cercana a la del gobierno de la provincia.

El 22 de enero, Quereilhac contacta a Díaz para consultarlo sobre la posibilidad de que Sarlo se sume a la campaña. La escritora responde ese mismo día rechazando la invitación.

Promover la vacuna pero sin vacunarse

"Me parece muy bien hacer campana para que la gente se vacune. Pero me resulta un poco violento recibir a cambio el premio de la vacuna. No tengo ningún inconveniente de que se utilice mi nombre expresando mi deseo de vacunarme, pero no quiero vacunarme antes de que me toque solo porque soy un nombre conocido", dice en un mail dirigido a su editor.

La mentira

Sin embargo, 12 días después (el 3 de febrero) asegura en declaraciones televisivas que le habían ofrecido la vacuna "por debajo de la mesa". Es por esa declaración que fue llamada como testigo en la causa judicial iniciada por los vacunatorios VIP en el ministerio de Salud de la Nación.

¿Qué pasó con la campaña de vacunación?

Desde la provincia explican que la demora en la llegada de nuevos lotes retrasó la puesta en marcha de esa campaña. Las pocas vacunas que habían llegado hasta entonces debían aplicarse a los trabajadores de Salud.

Finalmente, en los primeros días de febrero la revista científica The Lancet publicó los estudios que avalaban la eficacia de la vacuna Sputnik V y eso alentó la inscripción al programa de vacunación. Ante ese nuevo contexto, cuando finalmente llegaron los lotes de vacunas, desde el gobierno consideraron que ya no era necesaria la campaña de concientización y la convocatoria a personalidades quedó descartada. 

LPO

Te puede interesar